Salmón al pesto. Una cena ligera y muy sana


El salmón al pesto es una receta que utilizo mucho cuando quiero comer algo ligero y sano, pero al mismo tiempo sabroso. Se preparara en unos 20 minutos y el resultado es muy vistoso y delicioso. Además, comer salmón es lo mejor que podemos hacer por nuestro cuerpo y también por nuestro cerebro puesto que contiene grandes dosis de omega 3.
Estos ácidos grasos mantienen sanas las arterias reduciendo el nivel de triglicéridos, de colesterol y de hipertensión. Poseen propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias, regeneran la piel y refuerzan el sistema inmunológico. Y lo mejor es que además, mejoran la memoria, el estado de ánimo, la vista y la concentración. Así que como veis es un ingrediente imprescindible para incluir en nuestra dieta. Si os interesa saber más del tema no os perdáis este vídeo del programa de televisión Redes de Eduardo Punset.
Veamos los utensilios necesarios para preparar esta sencilla receta:
1 sartén
1 cazuela
1 mortero
1 mazo de mortero
1 cuchara
1 báscula de cocina
Y ahora os dejo el listado de ingredientes necesarios por persona:
1 lomo de salmón
2 patatas pequeñas o 1 mediana
40 hojas de albahaca fresca
60 gr de queso rallado
30 gr de piñones
2 dientes de ajo
4 cucharadas de aceite de oliva
Sal
Pelamos y lavamos las patatas y las ponemos a hervir con agua y sal hasta que estén blanditas.
Lavamos y secamos las hojas de albahaca y las colocamos en un mortero.
Doramos los piñones en una sartén y los agregamos al mortero junto con los dientes de ajo y la sal.
Machamos el conjunto con el mazo y añadimos el queso poco a poco hasta obtener una masa homogénea de color verde.
Agregamos poco a poco el aceite de oliva y mezclamos hasta conseguir una crema.
Espolvoreamos el salmón con sal y lo asamos en una sartén con un poco de aceite durante unos 5 minutos por cada lado.
Servimos el salmón con las patatas en un plato, decorando con la salsa y los piñones por encima.
Un truco es usar sal gruesa en lugar de fina para que las hojas de albahaca no pierdan su color natural. Si además queréis suavizar un poco la salsa, se le puede añadir unas cucharadas de crema de leche.
Y ya está, un plato sencillo, sabroso y sobre todo sano. ¡Espero que lo disfrutes!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reply to this post

Publicar un comentario