Mermelada de fresa con licor de mora

Mermelada de fresas con licor paso0

La mermelada de fresa con licor de mora es un básico que podemos preparar para conservarlo en nuestra despensa como “fondo de armario”. Nos sacará de muchos apuros ya que con ella podemos preparar postres improvisados para una merienda, picnic, desayuno, etc.
Además en cualquier momento podemos disfrutar de ella acompañada de unas buenas tostadas. La versión que os traigo la he preparado usando fresas porque en esta época del año son fáciles de encontrar, pero también se puede preparar usando frambuesas o moras. A mi particularmente me gustan mucho todos los tipos de fruta roja, lo único malo es que no son muy baratas según la época del año, así que cuando veo que están a buen precio las compro y las congelo para usarlas más tarde en postres o mermeladas. Además los frutos rojos son ligeros porque no tienen grasa y además tienen muchas propiedades saludables. 
En el caso de mermeladas, confituras o jaleas, el agente conservante es el azúcar, que se encargará de evitar la proliferación de los hongos y también conservará el color brillante de la fruta. Pero además necesitamos un agente espesante: la pectina. Esta se encuentra en el interior de muchas frutas como las manzanas, albaricoques, las moras, las frambuesas, las cerezas y sobre todo en las frutas ácidas o ásperas como los membrillos o cítricos. Para frutas con bajo contenido en pectina deberemos añadir zumo de limón de esta manera lograremos potenciar las propiedades espesantes. Las frutas de este tipo son las fresas, los mangos, las cerezas, las nectarinas y las uvas. Para hacer mermeladas con este tipo de frutas se puede usar azúcar gelificante para espesar en lugar de azúcar normal. Se pondrá la proporción de azúcar y fruta según indique el fabricante que puede ser 1:1 (la misma cantidad) proporción 1:2 (el doble de fruta que de azúcar) ó proporción 1:3 (el triple de fruta que de azúcar). Para que la mermelada se conserve durante más tiempo, es preferible usar las dos primeras. 
Como a veces resulta complicado encontrar el azúcar gelificante, lo que podemos hacer es preparar nuestra propia pectina a partir de manzanas que son una opción además muy sana. Lo haremos en gran cantidad y así lo podremos congelar para usarlo después en todas nuestras mermeladas caseras. Usaremos unos 100 ml de esta pectina por cada kilo de fruta.
Veamos cómo preparar la pectina casera, necesitaremos los siguientes utensilios:
1 cazuela
1 cuchara de madera
1 colador
1 bol
1 paño de tipo muselina (gasa, servilleta, trapo de cocina, pañuelo) 
Y ahora los ingredientes:
1 kg de manzanas que no estén muy maduras
1 l de agua
La preparación es sencilla cortamos las manzanas en trozos grandes y las ponemos a cocer en el agua con piel y pepitas. Las dejamos al fuego una hora y media más o menos. Preparamos el bol con el colador y el paño tal como hicimos anteriormente y colamos todo presionamos las manzanas para hacer un puré. Hay que dejar colando toda la noche hasta el día siguiente. Nos quedamos con líquido gelatinoso que habrá drenado por el paño. Y lo guardamos en recipientes con la cantidad de los 100ml para usar en mermeladas posteriores.
Veamos la preparación de nuestra mermelada de fresa con licor, los utensilios son:
1 bol
2  cazuelas grandes
1 cuchara de madera
1 cucharón de sopa metálico o una cuchara grande
3 o 4 tarros de cristal
Y los ingredientes:
1 kg de fresas (sin lo verde)
500 gr de azúcar blanco
100 ml de pectina casera
80 ml de licor (moras, fresa o frambuesa)
Zumo de 1 limón
Lavamos las fresas y les quitamos las hojitas. Las troceamos un poco, las ponemos en el bol junto con el azúcar y las dejamos reposar unas dos horas para que la fruta suelte su jugo. Pasado ese tiempo volcamos las fresas mezcladas con su jugo y el azúcar en una cazuela y añadimos la pectina y el zumo del limón. Ponemos a fuego medio y al mismo tiempo llenamos otra cazuela con agua y colocamos los botes abiertos junto con sus tapas a fuego medio para esterilizarlos, también pondremos el cucharón metálico. 
Mermelada de fresas con licor paso1

Al cabo de unos tres cuartos de hora la mermelada se habrá espesado, si no es así dejarla un poco más al fuego. Un truco es poner una cucharadita en un platillo y dejarla 5 minutos en la nevera y al sacarla darle la vuelta y si no cae, es que ya está. En este momento añadimos el licor y lo removemos un poco. Apagamos el fuego de ambas cazuelas y procedemos al llenado de los botes usando el cucharón. Una vez que la confitura está dentro del tarro, se debe colocar éste boca abajo durante 5 minutos. A continuación, le damos la vuelta de nuevo y logrando así formar el vacío dentro del tarro. Limpiamos los tarros bien por fuera y los dejamos enfriar. Conservaremos en lugar fresco y oscuro. Con este método nos durará la mermelada hasta un año. 
Os dejo una idea para un postre sencillo que consiste en utilizar como base unas galletas de las rectangulares, añadimos queso fresco como el que vimos en otro artículo de 2 manos en 1 bol como preparar queso fresco hecho en casa y por encima untamos nuestra deliciosa mermelada de fresas con licor y por último ponemos unas frambuesas para decorar, como hicimos en el Especial San Valentín parte II: el postre. Espero que la disfrutéis, yo desde luego ya he preparado unos cuantos botes.
Mermelada de fresas con licor paso2

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. Debe estar riquísima no, lo siguiente. Porque la combinación siempre es deliciosa y lo mejor de todo es que siempre esta combinación es la que le gusta a todo el mundo. Gracias por compartirla.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, ya verás que rica para darnos un caprichito de vez en cuando. Bsos

      Eliminar
  2. Hola Ana Mª. aunque me gusta mucho la mermelada y si es de frutos rojos mucho más te diré que nunca he hecho y es que me da reparo lo de esterilizar por si cometo algún fallo. Veo que no es difícil ni complicado pero aún así no me decido a prepararla y menos para guardarla jj.
    En esta entrada nos has presentado tres propuestas, como hacer pectina, la mermelada y por último esa delicia con queso.
    Tres propuestas a cada cual mejor y la primera de mucha ayuda.
    Una mermelada que con ese aspecto y ese colorido que tiene incita a coger una tostada y acompañarla con un buen queso y por supuesto con una generosa capa de mermelada. Exquisita.
    Que pases un estupendo fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te animes a prepararla Juan, ya verás que el sistema es facilito. Yo ya llevo preparadas unas cuantas de varios sabores y nunca se me ha estropeado ninguna. Da mucha satisfacción preparar estas conservas uno mismo y además sabes que no lleva ningún conservante artificial.
      Me alegro que te gusten las propuestas, me parecía importante explicaros todo para que saliera una mermelada perfecta, aunque me ha salido un poco largo el artículo. Espero que os sea de utilidad.
      Buen fin de semana a ti también, bsos

      Eliminar